Mumming Life

Ser mamá no es la última meta alcanzada

Heeeello bellas mums! ¿Cómo se encuentran? ¿Cómo se sienten?

Hoy les traigo un tema del que me ilusiona mucho hablar porque, como saben, me gusta platicarles las cosas con base en mi experiencia personal y esta no es la excepción.

No les quiero hacer el cuento taaan largo, así que comenzaré diciéndoles que siempre me ha gustado muchísimo la psicología y todas sus ramas, pero por cosas de la vida terminé estudiando otra licenciatura que nada que ver y, aunque sé que dentro de ella existe una variedad de especializaciones inmensa y se puede lograr una calidad de vida ($$$) muy buena sabiendo colocarse y trabajando duro, después de algunos años de experiencia en esa área, tuve que ser muy honesta conmigo misma y admitir que ni siquiera disfrutaba dedicarme a eso todos los días, está lejos de ser mi pasión y pues, nunca es demasiado tarde para alinear tu camino hacia tus sueños y alcanzarlos, right?

Llevo meses con la idea de meterme a una maestría, pero ya saben, la desidia es enemiga del avance y me atacó con ideas negativas, como por ejemplo: “que flojera volver a ser estudiante” “ni tiempo ni ganas” “siendo mamá tengo la agenda llena” “trabajar, ser mamá y estudiar?! hell no” etc. De alguna manera lo veía imposible, fuera de mi alcance, sentía que no la iba a hacer porque… ¡por poca fe en mí misma! Hasta que un día dije BASTA, no puedo seguir así, anhelando algo y haciendo nada para obtenerlo. Así que me puse a investigar en varias universidades y en medio de mi research me topé con un diplomado que me encantó. Sin pensarlo demasiado, me inscribí.

Me siento demasiado feliz porque este es el primer paso hacia mi meta de convertirme en profesional de la salud mental. Claro que me falta muchísima preparación, pero no me agobio con lo que me falta, si no que me echo porras con lo que estoy haciendo desde ya. El otro día, platicando con mi terapeuta, le comenté sobre todo esto y le dio un gusto tremendo, porque me conoce y sabe que por fin estoy tomando cartas a manos llenas sobre el asunto. Con decirles que hasta me invitó a unas conferencias con importantes doctores sobre temas mentales para enriquecer mi aprendizaje, ¡estoy muy contenta!

Y bueno, además de compartirles las buenas noticias sobre mis planes y mi emoción, esta entrada es para recordarles que convertirnos en mamás no quiere decir que se nos acaban las opciones de avanzar en otros ámbitos de la vida, como el laboral. Definitivamente nos tenemos que limitar más a ciertas cosas, nuestro tiempo ya no es solo de nosotras y la prioridad son nuestros hijos, ESTOY DE ACUERDO y así lo aplico en mi vida, pero pónganse a pensar que el día de mañana sus hijos entrarán a la escuela y comenzarán a formarse como profesionales, ¿qué aliento, consejos y motivación les darás? ¿con qué ejemplo les exigirás que cumplan y que trabajen duro? ¿cómo les enseñarás a perseguir sus sueños, a no rendirse? Cambiar pañales, hacer juegos de aprendizaje, cortar sándwiches en formas bonitas, tener playdates, etc. Son solo el comienzo del largo camino de la maternidad y recuerda que la formación mental está en cada una de sus etapas manifestada de diferentes maneras.

Anímate mum, anímate a emprender ese proyecto que tanto deseas, que no te deja dormir, que te emociona y te estresa al mismo tiempo, ¡HAZLO!, estás muy a tiempo, no dejes pasar más días con la desidia apoderada de ti. ¿Qué es lo peor que puede pasar? Planteate esa pregunta antes de comenzar a hacer algo que te de miedo y te aseguro que la respuesta será mínima a comparación de la ganancia que podrás tener al alcanzar tu meta.

No va a ser fácil, te lo adelanto, van a haber un poco más de desvelos, menos tiempos “libres”, presión y reorganización apretada en tu agenda, pero mum VALDRÁ 100% LA PENA. Recuerda que parte del cuidado y amor propio es no hacer de menos tu ambiciones en la vida. Al ser mamá, no dejas de ser un ser humano con sueños, ambición, necesidades y deseos. No eches en saco roto todos los años de estudio, los planes que tienes, las ideas que generas, ¡nada! La única manera de saber si funcionan es aplicándolas, intentándolo.

¿Te gustaría hacer otra carrera o una maestría en algo diferente? ¿abrir un negocio? ¿crear tu propio recetario? ¿aprender un oficio? ¿ABRIR UN BLOG? jajaja JUST DO IT, MUM!!!

Recuerda que eres increíblemente poderosa, única y capaz.

Y si tú que me estás leyendo, no eres mamá, TAMBIÉN APLICA PARA TI, por favor ve y persigue tus sueños tú también.

Les mando un beso enorme a todos los que llegaron hasta aquí, GRACIAS mil veces por leerme, espero ayudar aunque sea un poquito a motivarlos y pasarles buena vibra.

¡Hasta la próxima semana!

xx

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s